Nueva evidencia sobre consumo y publicidad de productos de tabaco y/o nicotina en Argentina

Una encuesta realizada por FIC Argentina a adolescentes entre 13 y 18 años de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires demostró que el 19,4% son consumidores actuales de algún producto de tabaco y/o nicotina, y que el 6,7% consumen dos o más de estos productos en simultáneo. Además, hay una alta susceptibilidad al consumo entre los no fumadores.

Se presentaron dos investigaciones (Buenos Aires, 16 de abril) realizadas por FIC Argentina que buscan aportar evidencia libre de conflicto de interés para el diseño y promoción de políticas de control de tabaco en nuestro país. El lanzamiento se realizó en un webinar donde Florencia Cámara y Clara Trebucq, investigadoras de FIC Argentina, presentaron los resultados principales de ambos estudios y luego un panel de expertos reaccionó a los mismos. Participaron de este espacio Soledad Villafañe, asesora del Bloque Socialista HCDN; Gonzalo Hünicken, Consultor Técnico de Vital Strategies y Miembro de CREA; Gianella Severini, Coordinadora Legal de Campaign for Tobacco Free Kids; y Alejandro Videla, Médico y Jefe de Neumonología del Hospital Universitario Austral.

A finales de 2023, FIC Argentina realizó una encuesta a jóvenes entre 13 y 18 años que asistían a escuelas secundarias de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El objetivo del estudio fue describir las características del consumo y la valoración de los productos emergentes de tabaco y nicotina (cigarrillos electrónicos y productos de tabaco calentado) y de los productos tradicionales (cigarrillos y tabaco para armar). Los resultados principales indican que:

El 38,7% de los adolescentes encuestados probó algún producto de tabaco y/o nicotina alguna vez en su vida y el 19,4% son consumidores actuales.

Un 13% de los adolescentes encuestados consume cigarrillos tradicionales, un 8,9% cigarrillo electrónico (producto que se encuentra prohibido en Argentina desde 2011) y un 5,6% tabaco para armar.

La prevalencia de policonsumo, es decir que consumen actualmente dos o más productos, es del 6,7%.

El 47,7% de quienes nunca probaron ninguno de estos productos, indicó que estaría dispuesto a probar o consumir en el futuro.

En cuanto a la percepción de daño de estos productos, se conoció que hay una mayor percepción de daño respecto del cigarrillo tradicional que del tabaco para armar y del cigarrillo electrónico. Se advierte un mayor porcentaje de adolescentes que consideran que los cigarrillos electrónicos son poco o solo algo dañinos para la salud.

Otro de los estudios presentados fue un protocolo realizado en puntos de venta (PDV) de 10 provincias para analizar las estrategias de marketing de la industria tabacalera en dichos espacios. El estudio se realizó en 512 kioscos, durante abril de 2023, en las siguientes provincias: Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Corrientes, Tucumán, Santiago del Estero, Río Negro, San Luis, Santa Fe, Neuquén, La Pampa y Tierra del Fuego. En este estudios se conoció que:

El 90% de los puntos de venta relevados presenta algún tipo de publicidad de cigarrillos o productos relacionados en el punto de venta.

Un 90% de los PDV de CABA no alcanza los estándares de la Ley Nacional de Control de Tabaco. Por su parte, el 72% de los PDV de Tucumán, el 65,4% en Neuquén, el 58% en Corrientes y el 58,5% en Rio Negro no se adecúan a estos estándares.

Los valores de incumplimiento de la normativa provincial, en lo referido a exhibición de productos de tabaco, ascienden a un 62,5% en La Pampa, y a un 86% en Tierra Del Fuego.

Las provincias con mayor exhibición de producto en PDV: CABA y Tucumán.

“Estas investigaciones confirman que el consumo y acceso de productos de tabaco y/o nicotina en jóvenes está muy extendido. Vimos que se consumen productos que están prohibidos actualmente y que, entre aquellos que nunca en su vida probaron productos de tabaco y/o nicotina, hay una alta susceptibilidad a hacerlo. Si consideramos que las tabacaleras destinan sus estrategias de marketing principalmente a conseguir nuevos consumidores, este dato es alarmante ya que nos muestra que casi la mitad de los jóvenes declara que los probaría. Como vimos en el segundo de los estudios, la publicidad de tabaco sigue presente en casi todo el país, incluso en provincias que cuentan con una regulación más restrictiva. Esto demuestra la necesidad de fortalecer los mecanismos de fiscalización y control de las normas existentes” declaró Mario Bedosti, coordinador del área de incidencia de FIC Argentina. Y agregó: “En estos días, en el marco de la discusión de una nueva versión de la “Ley bases”, estamos viendo un fuerte lobby de la industria tabacalera para imponer sus intereses comerciales por sobre la salud de nuestra población. Es por eso que hacemos un llamamiento a las autoridades a priorizar los derechos de los y las argentinos, escuchar las voces de la sociedad civil libre de conflicto de interés y a impulsar las regulaciones que hacen falta en nuestro país para reforzar la lucha contra la epidemia de consumo de estos productos”

Salir de la versión móvil