CEAMSE es una empresa creada por los estados de la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires para realizar la gestión integral de los Residuos sólidos urbanos del área metropolitana.

Desde su creación hace más de 30 años, desarrollamos nuestras tareas mediante los procesos más modernos de gestión ambiental, lo que implica un compromiso con la investigación e incorporación de nuevos métodos y tecnologías en la materia. Esta implementación de las mejores soluciones posibles para resolver los desafíos que nos propone el cuidado del medio ambiente está avalada por las certificaciones internacionales obtenidas (ISO 9001 y 14001), así como por el trabajo realizado en forma conjunta con instituciones nacionales como el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICET), el Instituto Nacional del Agua, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y la Universidad de Buenos Aires.

Nuestra experiencia nos llevó, a lo largo de los años, a ampliar los servicios brindados a la comunidad y hoy en día no sólo nos encargamos del tratamiento integral de los Residuos sólidos urbanos en nuestros Complejos Ambientales sino que, entre otras actividades, realizamos la inspección y el control del servicio de higiene urbana de un área de la Ciudad de Buenos Aires, la limpieza y mantenimiento de espejos de agua en varios ríos del Gran Buenos Aires, gestionamos el Camino del Buen Ayre y a través de nuestro Servicio de Asistencia Técnica brindamos asesoramiento en materia ambiental a diversos organismos nacionales e internacionales.

MISIÓN:

“Brindar a la comunidad una solución moderna y ambientalmente apropiada, en la disposición y tratamiento de los Residuos sólidos urbanos del Área Metropolitana de Buenos Aires, articulando recursos, conocimiento, experiencia profesional acumulada y principalmente, responsabilidad en el cumplimiento de todas las normativas sobre tratamiento y disposición de residuos, en pro de asegurar el saneamiento y la mejora continua de la calidad ambiental.”

El Directorio de CEAMSE declara la siguiente POLITICA DE GESTION INTEGRADA:

CEAMSE declara que la calidad, prevención y control ambiental es un objetivo permanente, enfocando sus actividades y negocios con el firme compromiso de asegurarles a nuestros clientes la mejor gestión de su servicio y comprometiéndose con la comunidad al cuidado del medio ambiente en sus actividades.

Para ello se debe:

  • Establecer, implementar y revisar periódicamente objetos, metas y programas ambientales y de la calidad en la búsqueda permanente de la mejora continua.
  • Proveer los recursos humanos, físicos y tecnológicos necesarios para el cumplimiento de los requisitos contractuales y de los programas ambientales que se establezcan.
  • Cumplir con la Normativa vigente aplicable y con otros requisitos asumidos por CEAMSE, monitoreando su cumplimiento.
  • Capacitar y entrenar al personal para asegurar el cumplimiento, entendimiento y la aplicación de los procedimientos y de las instrucciones operativas del sistema de gestión de la calidad y prevención ambiental.
  • Monitorear y controlar a las empresas contratistas, a fin de garantizar la calidad, seguridad y protección del medio ambiente en la ejecución de sus trabajos.
  • Comunicar esta POLITICA DE GESTION INTEGRADA a todas las áreas y sectores, así como ponerla a disposición del público en general.
  • Todo el personal de CEAMSE es responsable de cumplir con la Política de Gestión Integrada declarada por la Dirección, de manera que la presente política deberá ser comprendida e implementada por todo el personal.

Por otro lado cuentan con:

Saneamiento Hídrico

  • A partir de su experiencia en las tareas de preservación del medio ambiente CEAMSE firmó numerosos convenios con municipios y otras entidades para realizar tareas de saneamiento y limpieza en las cuencas hídricas del AMBA, incluyendo la erradicación de basurales en las márgenes y su posterior parquización y forestación.
  • Las tareas de saneamiento incluyen la limpieza y desobstrucción de los cursos de agua y la captura de elementos sobrenadantes.

Limpieza de cuencas

  • CEAMSE brinda un servicio de limpieza integral y saneamiento de cuencas hidrográficas (ríos, arroyos a cielo abierto, lagos y lagunas naturales y artificiales, diques, embalses, costas, etc.), que puede ser contratado por municipalidades o instituciones interesadas. Tras un primer diagnóstico elaborado por la empresa, se elabora un plan de trabajo cuya implementación se inicia luego de la firma del convenio correspondiente.

Métodos de saneamiento

  • Recolección por sistema dinámico: Consiste en fijar barreras flotantes en lugares donde habitualmente se acumulan residuos conforme la dirección del viento y la corriente, para ser recolectados por embarcaciones del tipo catamarán.
  • Recolección por grúa móvil en punto fijo: Se emplea un sistema de doble barrera para contener los residuos sobrenadantes, que se recolectan posteriormente con una grúa móvil.
  • Recolección por sistema fijo: Este procedimiento consiste en la extracción de residuos flotantes, mediante recolección desde una plataforma de trabajo ubicada en tierra firme con el empleo de grúa móvil.
  • En todos los casos, una vez depositados los residuos transitoriamente en contenedores se transportan en camiones para su disposición final en rellenos sanitarios.
  • En caso de tratarse de residuos peligrosos, los mismos serán segregados de los residuos de tipo domiciliario en los puntos fijos de depósito transitorio de residuos y colocados en recipientes especiales para su posterior transporte, tratamiento y disposición final de conformidad con la normativa vigente.

Acciones complementarias

  • Monitoreos de calidad del agua y sedimentos: Para realizar el monitoreo de la calidad del agua y sedimentos se lleva a cabo un operativo que consiste en la recolección de datos en sitios específicos y en intervalos de tiempo predeterminados, para elaborar el diagnóstico de calidad de aguas y establecimiento de tendencias. Esto se realiza mediante el emplazamiento de una red de monitoreo que tiene por finalidad diagnosticar el estado de la calidad del agua superficial, conocer la dispersión y concentración de las sustancias químicas y el estado de la diversidad de la biota acuática.
  • Limpieza, desmalezado y forestación de márgenes. Recolección y disposición de residuos sólidos urbanos: Los trabajos de limpieza de cauce consisten en corte y retiro de árboles, arbustos, troncos y raíces como así también de todo tipo de residuos inertes. En cuanto a la limpieza de márgenes se incluyen aquellos sectores en los cuales la vegetación obstaculiza los escurrimientos para niveles del río en crecidas normales y extraordinarias.
  • En el proceso de estabilización y recuperación de márgenes se utilizan técnicas de bioingeniería en las que la revegetación constituye la actuación fundamental. Se prevé la construcción de muros de contención, escolleras revegetadas y plantación de estructuras vivas en base de especies vegetales de rivera en puntos frágiles para la estabilidad de las orillas; reposición de la vegetación de la rivera; limpieza y dragado del cauce para la recuperación del flujo hidráulico entre otras.
  • Con todo ello se pretende restablecer las condiciones naturales de aquellos cursos de agua más alterados por la acción humana, favorecer el desarrollo de la fauna y la vegetación y, con ello, la capacidad para desarrollar ecosisistemas fluviales de calidad.

Gestión de derrame de hidrocarburos y planes de contingencia

  • Dentro de la propuesta de la Unidad de Negocios y Servicios se incluye el asesoramiento respecto de la aplicación del Convenio Internacional para prevenir la contaminación de buques, ordenanzas para la protección del medio ambiente establecidos por Prefectura Naval Argentina y las distintas tareas y operaciones relacionadas con la contención, recolección, disposición y tratamiento de hidrocarburos provenientes de derrames de la industria y transporte de petróleo y sus derivados.
  • El equipo básico en la contención de derrames de petróleo es mediante el empleo de barreras. De la forma organizada y rápida, en que se realiza su despliegue, dependerá la eficiencia de las labores de contención y recolección. En una etapa posterior se retira el material y se traslada para someterlo a tratamiento definitivo.

Asesoramiento sobre fuentes de financiamiento nacionales e internacionales

  • Existen en este momento numerosas fuentes de financiamiento nacionales e internacionales que brindan ayuda a municipios para el mejoramiento de las condiciones ambientales y de cuidado y conservación de sus recursos hídricos. CEAMSE realiza una permanente búsqueda de datos sobre entidades gubernamentales, embajadas y organizaciones que desean colaborar en estos temas, quedando esta información a disposición del municipio interesado.

Asesoramiento Técnico

  • La experiencia en materia ambiental adquirida por CEAMSE a lo largo de más de tres décadas de trabajo nos convirtieron en una institución de referencia en materia de gestión integral de residuos sólidos urbanos. Esto se refleja en las solicitudes de asesoramiento recibidas de localidades, municipios y organismos públicos y privados del país y que nos llevaron a crear nuestro Servicio de Asistencia Técnica.
  • Partimos del principio de que no existe una sola forma de gestión ni un único tratamiento para los residuos sólidos urbanos, por lo que cada municipio, de acuerdo a sus características y población, podrá elaborar con la asistencia técnica de los profesionales de CEAMSE un programa de gestión de los residuos según sus necesidades y con la tecnología acorde a los recursos con los que cuente. La gestión integral comprende las siguientes etapas: generación, disposición inicial, recolección, transferencia, transporte, tratamiento y disposición final.
  • El asesoramiento incluye el estudio de la tipología de los residuos y las posibilidades de su reutilización y reciclaje junto con la elaboración de políticas de minimización de residuos; el análisis de las tecnologías de disposición final en función de las posibilidades económicas y técnicas junto con la localización y el diseño de rellenos sanitarios regionales para optimizar políticas intermunicipales y la evaluación de las potencialidades de obtención de bonos de carbono.
  • Como parte de esta política, se han firmado acuerdos con la ACUMAR (Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo) y el OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible) para la clausura y el ordenamiento de basurales a cielo abierto.
  • Asimismo, CEAMSE tiene acuerdos con más de 30 municipalidades de todo el país y el exterior para la gestión integral de residuos urbanos.
  • El objetivo de esta actividad es la erradicación, clausura y/o mejora ambiental del predio que contiene los residuos sólidos según cada caso. También se busca neutralizar los impactos ambientales y sanitarios en las áreas circundantes, al menos en sus efectos directos y de alto riesgo; recuperar las áreas afectadas asegurando su aprovechamiento social y comunitario para impedir procesos de reinstalación de basurales construyendo áreas verdes y recreativas y desarrollar acciones de prevención y control que impidan la formación de nuevos basurales.

Historia de la gestión de residuos urbanos en Buenos Aires

La producción de residuos es una característica de toda comunidad humana, por lo que su disposición final tiende a ser un problema a medida que las aglomeraciones urbanas crecen en tamaño. La ciudad de Buenos Aires no fue una excepción en este sentido: desde su fundación en 1580 y hasta entrado el siglo XIX los residuos eran vertidos en los pozos que para tal fin tenían las casas o en terrenos baldíos denominados “huecos”.

A mediados del siglo XIX la Municipalidad de la ciudad comenzó a hacerse cargo de la higiene pública y en la década de 1870 una amplia zona del sur lindante con el Riachuelo ya era conocida como La Quema: allí se depositaban los residuos de los porteños recolectados por el llamado “Tren de la basura”. Por cuestiones económicas, este ramal del Ferrocarril Oeste dejó de funcionar en 1895; en 1910 la Municipalidad inauguró en La Quema el primer horno de incineración de basura propiamente dicho.

Hacia 1930 la ciudad contaba con tres usinas incineradoras municipales ubicadas en los barrios de Barracas, Flores y Chacarita, al tiempo que seguían existiendo una decena de basurales a cielo abierto en los que la basura se quemaba en forma indiscriminada. Los problemas de este tipo de gestión de la basura se agravaron en las décadas siguientes con la generalización del uso de incineradores por parte de los grandes generadores (establecimientos industriales, hoteles) y de los edificios de departamentos.

Con el objetivo de evitar la contaminación ambiental que producían estas prácticas, en 1976 la intendencia de Buenos Aires prohibió la incineración a los particulares y cerró las usinas que aún estaban en actividad. La nueva estrategia para la gestión de los Residuos sólidos urbanos del área metropolitana fue emplear de rellenos sanitarios, para lo cual se creó la empresa estatal Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE), compuesta por los gobiernos de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, que comenzó a encargarse de transportar de los residuos desde las zonas de acopio y realizar su disposición final.

Acompañando los cambios que en buena parte del mundo se verificaban en materia de gestión de Residuos sólidos urbanos, CEAMSE incorporó a fines de la década de 1990 el concepto de “complejo ambiental” para transformar lo que eran zonas de disposición final controlada en ámbitos donde la basura recibe un conjunto de procesos tendientes a reciclar los residuos para que puedan volver al circuito productivo y donde la tecnología permite no sólo reducir el impacto ambiental sino también aprovechar los gases de la materia orgánica en descomposición para generar energías renovables.