Con el objetivo de festejar su aniversario de 50 años, el Coro Nacional de Niños se decidió a realizar un concierto dentro del Salón Dorado de la Legislatura porteña. El coro nacional de niños cumplió 50 años y desde 1967 siempre ha sido reconocido por promover la expresión artística de niños en repertorio coral en diversos géneros.

Desde el año 2010, su directoria, María Isabel Sanz declaró que “fue una sorpresa enorme quiera homenajear el medio siglo de la formación de chicos en el canto coral”. La egresada del Instituto Universitario Nacional de Arte (IUNA), recordó a las diversas generaciones que integraron el coro y que estaban presentes durante el acto. Y también destacó lo exigente que es con el coro compuesto por más de 30 chicos.

Siempre han sabido tener amplitud de criterios, pero la premisa principal ha sido tener la mejor calidad artística posible. Esto se ha reflejado en la prolífica trayectoria que posee el coro y en especial, su virtuosismo a la hora de la interpretación de obras fundamentalmente “a cappella”, pero también música escrita para otras formaciones musicales.

El vasto repertorio del Coro Nacional de Niños se compone de una amplitud de géneros que logra ir desde la música de cámara del renacimiento hasta la actual, incluyendo también el género operístico. Dentro de este último es de destacar su participación en el estreno mundial de la ópera infantil “Tal y Tul”, de Ezequiel Izcovich (1993), organizado por el Centro de Experimentación de Ópera y Ballet del Teatro Colón También convocado a participar de la banda sonora de las películas “Yo, la peor de todas” (de María Luisa Bemberg, 1989) y “Tetro” (de Francis Ford Coppola, 2008), entre otras participaciones.

Con el propósito de ofrecer un permanente intercambio, el Coro Nacional de Niños ha llevado a cabo varias giras de conciertos por casi todas las provincias argentinas y por países limítrofes. También compartió conciertos con los Niños Cantores de Viena en 1982 y fue invitado a actuar en las conferencias musicales organizadas por el Instituto Superior de Música (ISME) en Canadá (1980) e Inglaterra (1982). Fue finalista (máximo premio otorgado) en el Festival Internacional de Coros de Porto Alegre (Brasil) en 1977, 1982 y 1989. En 1995 el organismo realizó una gira de conciertos por Dinamarca, Italia y El Vaticano, único coro de niños invitado en la Basílica de San Pedro frente a Juan Pablo II.

Durante esta tarde interpretaron diversas canciones en el Salón Dorado en la Legislatura, para festejar sus 50 años. En 1966 el comunicador radial Mario Mercadante convenció a las autoridades de la necesidad de crear un coro de niños y otro de adultos.