news

La derogación de la Cédula Azul para la conducción de vehículos fue oficializada

La derogación de la Cédula Azul para la conducción de vehículos fue oficializada por el Gobierno, considerando este documento como carente de sustento y aplicación prácticos. La medida, anunciada previamente por el Ministerio de Justicia, se concretó a través de la Disposición 29/2024 de la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad del Automotor (DNRPA), publicada en el Boletín Oficial.

Según el Poder Ejecutivo, la Cédula Azul, también conocida como «Cédula de Identificación para autorizado a conducir», permitía que el titular de un vehículo habilitara a un tercero para circular con el mismo. Sin embargo, con el establecimiento del no vencimiento de las cédulas de identificación, mediante el Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2023, la utilidad de la Cédula Azul se volvió obsoleta, lo que motivó su derogación.

En lugar de la Cédula Azul, se emitirá una Cédula Verde en varios trámites relacionados con la propiedad y registro de vehículos. Estos trámites incluyen la Inscripción Inicial, transferencias, cambios de domicilio, entre otros. Las nuevas Cédulas se expedirán en formato digital y físico, estando disponibles para su retiro en el Legajo del dominio o de manera automática a través de la aplicación «Mi Argentina».

Además, se establecieron condiciones bajo las cuales el Registro no expedirá la Cédula, como la falta de titularidad del peticionario o la existencia de denuncias de robo o hurto no resueltas. Asimismo, se determinó que las Cédulas de Identificación del Automotor y del Motovehículo no caducarán mientras no haya cambios en la titularidad del vehículo, salvo en casos específicos.

En cuanto a la expedición de duplicados de Cédula de Identificación, se permitirá de forma completamente electrónica para personas humanas, y estos duplicados no tendrán fecha de vencimiento, excepto cuando se establezca expresamente. Las Cédulas Verdes emitidas anteriormente que contenían una fecha de vencimiento en su formato físico, no tendrán dicha limitación a partir de esta medida, y las Cédulas Azules emitidas previamente seguirán siendo válidas hasta que sean revocadas por el titular correspondiente.