Se trata de cinco asaltantes que ingresaban a comercios vestidos como policías. En uno de los hechos, tras robar un kiosco, llevaron a los dueños hasta su casa donde les sustrajeron casi 200 mil pesos y 3 mil dólares. 

Hace aproximadamente un mes atrás los dueños de un kiosco sufrieron un robo por parte de cinco individuos, que haciéndose pasar por policías, no sólo robaron en el comercio sino que los “escoltaron” hasta su casa donde les sustrajeron una importante suma de dinero en efectivo.

En la madrugada del 8 de abril, los cinco delincuentes se presentaron en el local de la calle Soler al 3500 en Palermo vestidos de oficiales de la PFA y tras amenazar a sus propietarios, les robaron 20 mil pesos y una notebook.

No conformes con esto, los ladrones llevaron a las víctimas a punta de pistola y en autos separados, hasta su domicilio particular en el barrio de Caballito donde les sustrajeron 150 mil pesos y 3 mil dólares.

La Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 35 a cargo del Dr. Mahiques, ordenó la intervención de la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 2 de la Policía de la Ciudad la cual realizó diversas tareas investigativas para dar con los delincuentes.

La División Rastros de la fuerza policial porteña, logró individualizar a la única mujer de la organización. La banda operaba desde distintos búnkers, por lo que el personal policial tuvo que descartar uno por uno los domicilios, hasta lograr establecer donde vivía la integrante identificada, un departamento del barrio de Caballito.

Al mismo tiempo, personal de la Comisaría Comunal 5 de la Policía de la Ciudad, capturó a cuatro hombres por un hecho de similares características y en el cual, los asaltantes utilizaban credenciales falsas de la Policía Federal Argentina.

Al cotejar a los detenidos con las vistas fílmicas del primer hecho, se pudo corroborar que se trataba de los mismos delincuentes, sólo faltando la mujer previamente identificada.

La Fiscalía dio aviso al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 11 a cargo de la Dra. Petazzi, quien ordenó el allanamiento del domicilio del barrio de Caballito a la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad.

Al ingresar al domicilio, el personal policial efectuó la detención de la asaltante de 30 años de edad y secuestró varios de los elementos robados, porta credenciales y una credencial falsa de la PFA.

Finalmente, los cinco delincuentes, la mujer y tres hombres argentinos y un joven de 19 años de nacionalidad paraguaya fueron puestos a disposición de la justicia por “robo y privación ilegítima de la libertad”.