La proliferación de la tecnología en la vida cotidiana no tiene precedentes y es disruptiva en la existencia de la humanidad. Los avances y mejoras en la tecnología se llevan a cabo segundo a segundo. Lo último ahora se vuelve obsoleto en el próximo instante. Una necesidad ineludible persiste para la adopción y asimilación sin problemas de varias plataformas tecnológicas en actividades rutinarias.

Tanto en los medios de comunicación como en charlas familiares solemos escuchar “teorías” sobre las mejores formas de usar los dispositivos, aparatos electrónicos o algunos trucos para minimizar el consumo de electricidad. El área de Ambiente y Energía del CEDyAT, que ha instalado el sistema de paneles solares en la Legislatura Porteña, desmitifica aquellas ideas que no son del todo ciertas y aporta algunos otros datos singulares.

La Asociación de Tecnología del Consumidor, ha sido el anfitrión de “Consumer Electronics Show” -CES- durante el último medio siglo y ayuda a la humanidad a alcanzar un cierto umbral de absorción e implementación de tecnología viable. Este evento reúne a personas y personalidades relacionadas con la investigación tecnológica, la invención, la innovación, la entrega y la sincronización inteligente con las actividades humanas. Es un evento de primer nivel que muestra lo último en los campos de las tecnologías y su utilización óptima por la humanidad. El próximo encuentro se realizará en enero de 2019 en Las Vegas, USA, a la cual el CEDyAT ha sido invitada especialmente a participar como “Entidad Observadora”.

Mientras tanto podemos “observar nuestros comportamientos cotidianos” en especial en estos tiempos donde las facturas mensuales de electricidad no dejan de subir y subir en sus montos a los usuarios cautivos de nuestro país.

Los mitos:

  • 1) Los dispositivos eléctricos de casa no consumen energía si están apagados. Los electrodomésticos y dispositivos que tenemos en casa consumen energía a pesar de estar apagados, incluso, algunos de ellos, casi igual que si estuviesen encendidos. Algunos ejemplos de electrodomésticos que más consumen aun no estando en uso son: los cargadores de móviles; cafeteras, decodificadores TV satélital; televisiones, especialmente las de tubo; o los microondas, sobre todo si se deja la puerta abierta.
  • 2) Lavar los platos a mano consume menos agua y energía que si se usa el lavavajillas.Evidentemente depende de la cantidad de vajilla a limpiar (no es lo mismo lavar las tazas del desayuno que los platos utilizados durante todo el día). Pero en términos generales, es más económico tanto en agua como en electricidad utilizar el lavavajillas.
  • 3) Dejar la luz de un tubo fluorescente o una computadora encendida por un corto periodo de tiempo es más barato que apagarlo y volverlo a encender. Todo depende del tiempo que se vaya a tardar en volver a usarlo. En la mayoría de los casos, si el intervalo es inferior a 20 minutos, es mejor dejarlo encendido, sobre todo en el caso de los tubos fluorescentes, cuyas vidas se ven recortadas en cada encendido.
  • 4) La cantidad de corriente eléctrica depende del grosor del cable. El cable varía según la potencia contratada o la necesidad de la casa y el electrodoméstico conectado. Hoy en día antes de que haya un problema con la corriente salta el disyuntor o interruptor diferencial que es un dispositivo de protección eléctrica diseñado para proteger a las personas de un choque eléctrico.
  • 5) Los generadores crean electricidad. Popularmente siempre se ha creído que los generadores creaban electricidad por sí mismos, sin embargo, la función del generador no es crear energía, sino transformarla. En concreto, lo que ocurre dentro del generador es que un tipo de energía, la mecánica, se transforma en energía eléctrica, provocando que los electrones de los cables y los circuitos fluyan.
  • 6) La electricidad viaja a la velocidad de la luz. Esta es una creencia basada en la asociación de la electricidad a los relámpagos. Lo cierto es que las ondas electromagnéticas viajan a velocidades entre el 30% y el 90% de la velocidad de la luz, unos centímetros por segundo menos que la luz.
  • 7) La electricidad estática es diferente de la normal. La existencia de electricidad estática es muy molesta en el día a día. Se trata de esos calambres que se pueden sentir al bajar del coche o por el roce de ciertas prendas de ropa, una alfombra o un globo. El cuerpo humano se carga de electrones y cuando se acerca a otro cuerpo no cargado o con una carga menor, estas se transfieren. Se cree erróneamente que esta electricidad es diferente a la que sale de los enchufes, sin embargo, la única diferencia es que los enchufes tienen un campo de energía que espera a ser transferido al ser conectado, mientras que la electricidad estática sucede de forma instantánea cuando dos conductores con diferentes cargas se acercan.
  • 8) En muchas oportunidades hacemos caso a falsas creencias sin ser conscientes de que esto puede afectar a nuestra factura de la luz. Hay que tener en cuenta que cualquier electrodoméstico enchufado, tanto en stand-by como en uso, va a producir un gasto. Es importante desenchufar cualquier dispositivo cuando no se utilice y desarrollar el hábito de tener un consumo responsable de electricidad.
  • 9) Entonces recordemos, que Televisiones, computadores, consolas, microondas, cepillos de dientes recargables, cargadores de celular… los “vampiros eléctricos” son los aparatos que consumen energía las 24 horas del día pues su apagado no es total sino que quedan encendidos en “modo de espera” (stand-by) y por tanto consumiendo energía.
  • 10) Se ha calculado que los aparatos en modo de espera consumen hasta un 10% de la electricidad de un hogar. Para evitar este consumo invisible, se puede utilizar el botón de apagado total o botón “físico” que suelen incluir algunos aparatos. Otra alternativa práctica son los alargadores o “zapatillas” que tienen la capacidad de cortar el suministro de energía con un botón de apagado.

En este sentido, la industria tecnológica está empezando a tomar buena nota de que los consumidores demandan productos más eficientes energéticamente y respetuosos con el medio ambiente.