Para Menem, una alianza entre el PRO Y LLA sería «concretar algo que ha ocurrido»

El presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, sostuvo hoy que una alianza entre el PRO y La Libertad Avanza (LLA) sería «concretar algo que ha ocurrido» desde que asumió el presidente Javier Milei y consideró que «iría contra de la historia» que el titular de la Cámara Baja no perteneciera al espacio gobernante.

«Se ha charlado (una alianza del PRO con LLA). Sería concretar algo que ha ocurrido durante todo este tiempo. Hemos trabajado conjuntamente en llevar adelante una política parlamentaria en equipo. Lo hemos visto desde que asumió (Javier) Milei que hubo una colaboración estrecha en la Cámara baja porque tenemos confluencia de ideas que nos identifican», afirmó Menem en declaraciones a Radio Rivadavia.

Al ser consultado por las versiones que indican el diputado Cristian Ritondo podría reemplazarlo como presidente del cuerpo, Menem aseguró que «son rumores que andan dando vueltas desde el día uno».

«Siempre hay puja por los lugares de poder importantes. Es histórico en Argentina que el preside la Cámara de diputados sea del oficialismo, como sucede en el Senado con el titular provisional. No hay discusión sobre el tema, sería ir contra de la historia», afirmó.

Sobre el proyecto de Ley «Bases» que regresó esta semana a comisión, el diputado sostuvo que el oficialismo siempre supo «cuáles eran los riesgos y qué iba a ocurrir» y descartó que haya habido «inconvenientes o desinteligencias».

«Si decidiéramos tratar de nuevo el proyecto en el plenario tendremos que empezar a construir el proyecto de nuevo. Va a ser una decisión política que tomaremos oportunamente», apuntó.

Además, reveló que previo a la votación en particular «Un diputado se sentó» y le dijo «vos tenes 150 diputados que van a acompañar el proyecto».

«Cuando llegó la hora de los 150, primaron intereses particulares. Atacaron la esencia del proyecto y una ley mala no sirve. La ley es lo que prometió el Presidente que iba a hacer y es lo que votaron los argentinos», remarcó.

Finalmente, el legislador aseguró que el tratamiento de la ley permitió saber «quién es quién y que intereses defienden» en la Cámara Baja y aseguró que a pesar de su rechazo «la promesa de campaña se va cumplir igual».

«No he hablado casi con gobernadores, mi ámbito de trabajo me obliga a estar en contacto con todos los legisladores. La puerta de la presidencia de la cámara está abierta para todos los diputados más allá de las diferencias ideológicas que podamos tener. El dialogo siempre está abierto soy una persona de consensos», completó.