News

Rodríguez Larreta vendió más tierras en un mandato que Macri en dos

Un informe del Observatorio del Derecho a la Ciudad y la Cátedra de Ingeniería Comunitaria revela que en los doce años de gestión Pro en la Ciudad se privatizaron 473 hectáreas, entre ventas y concesiones. Más de la mitad, en los últimos cuatro. La recaudación para el Estado fue millonaria, pero los fondos terminaron invirtiéndose en mejorar el negocio de los compradores. Elzstain, Constantini y los Werthein, entre los principales ganadores.
Como una termita que roe la madera, durante los últimos 12 años el sector privado comió tierras públicas en la Ciudad como nunca antes. Un informe preliminar elaborado por el Observatorio del Derecho a la Ciudad y la Cátedra de Ingeniería Comunitaria de la FADU -al que tuvo acceso El Grito del Sur- concluye que entre 2008, primer año de gestión de Mauricio Macri como Jefe de Gobierno, y 2019, el último del primer período de su sucesor Horacio Rodríguez Larreta, se privatizaron un total de 473 hectáreas, el equivalente a 236 veces la Plaza de Mayo, a 630 canchas de River o a cuatro veces la superficie urbanizada de Puerto Madero.

El estudio sistematiza de forma exhaustiva la totalidad de los terrenos vendidos y concesionados a lo largo de las tres gestiones del macrismo en la Ciudad, tanto a través de leyes aprobadas por la Legislatura porteña como a partir de convenios entre Nación y Ciudad, sumados a los rematados por la Agencia de Bienes del Estado (AABE) desde que Mauricio Macri llegó a la presidencia. Y expone un dato de escándalo: en un solo mandato como Jefe de Gobierno, Rodríguez Larreta vendió más tierras que Macri en dos.

Entre 2016 y 2019 se privatizaron 267 hectáreas, muy por encima de las 205 enajenadas durante los ocho años de Macri como Jefe de Gobierno, siempre según el informe. De esas 267, 226 se fueron a través de la gestión misma de la Ciudad, otras 20,8 a través de los convenios de traspaso de tierras de Nación a Ciudad y otras 20 más desde la AABE, por las que la Ciudad además no vio un peso porque lo recaudado fue a parar a las arcas de Nación.

Para Jonathan Baldiviezo, director del Observatorio, la privatización de tierras en la Ciudad “ha tocado su máximo histórico” en estos cuatro años, lo que terminó de configurar “una fractura espacial de la ciudad” a caballo de la especulación inmobiliaria. “Hay una ciudad ribereña y una ciudad mediterránea”, explica. “En la ciudad ribereña se venden tierras para la construcción de torres suntuosas con mirada al Río de la Plata, abundan los espacios verdes, se ha desarrollado conectividad vial adecuada a través de autopistas, no hay colapso de servicios públicos y sólo podrán gozar de la costanera los que tengan dinero, mientras los barrios populares (villas) son expulsados por el mercado inmobiliario. En cambio, la ciudad mediterránea seguirá creciendo de espaldas al río, con escasez extrema de espacios verdes, en emergencia habitacional y ambiental, con barrios populares que crecen día a día, todos los servicios públicos colapsados y una normativa urbanística que permite la sobreconstrucción”, describe.

Según el estudio, la recaudación por la venta de tierras sumó 68.114.000 de dólares y 669.159.000 millones de pesos en los primeros ocho años de gestión Pro, con Macri, y otros 174.000.000 de dólares y 11.060.000 millones de pesos durante la gestión Larreta. Cifras de escándalo, a las que se suman los 591.680.000 recaudados desde 2016 por Nación a través de la AABE, en su mayoría para pagar deuda y financiar gastos de cuenta corriente.

Baldiviezo se pregunta a dónde fueron a parar esos fondos. “Muchas veces no se cumple lo que el Gobierno pone como excusa para vender, que se pagará deuda o que la plata se va a usar para mejorar la vida de los porteños”, dice. Lo que sucede en cambio, es una doble trampa: “Es el propio Gobierno porteño el que después termina realizando la inversión para mejorar la zona o financiando la construcción de la infraestructura para que el privado que compró a determinado precio se recapitalice elevando el valor de la propiedad que compró, por lo tanto son los privados los que se llevan toda la rentabilidad”, explica. Y ejemplifica con los casos emblemáticos del Centro de Exposiciones, el Mega Estadio Buenos Aires Movistar Arena en Villa Crespo o el nuevo predio del Tiro Federal.

Fuente: Matias Ferrari – Grito del Sur

No se admiten más comentarios

Tema creado por Anders Norén