La hiperuricemia es el nombre que recibe el hecho de tener el nivel de ácido úrico en sangre demasiado alto.

Esta sustancia química es segregada un 70% por nuestro cuerpo y aportada por los alimentos que ingerimos en un 30%. El exceso de ácido úrico se convierte en cristales que se acumulan en las articulaciones y generan dolor.

Se trata pues de una sustancia que el organismo humano crea al descomponer unas sustancias llamadas purinas. La mayor parte del ácido úrico se disuelve en la sangre y viaja a los riñones, donde se elimina a través de la orina.

De esta forma, vemos como este químico en sí mismo no es un problema, sino que es cuando el cuerpo produce demasiadoá cido úrico o no lo elimina lo suficiente cuando puede generar consecuencias negativas.
En condiciones normales, la tercera parte del ácido úrico del organismo procede de los alimentos y los otros dos tercios del metabolismo interno.

De forma que el exceso de ácido úrico puede deberse a una mala alimentación (ingesta excesiva de alimentos ricos en purinas), a un exceso de producción o a un defecto en su eliminación.

Los síntomas del ácido úrico

  • La hiperuricemia o los niveles elevados de ácido úrico puede producirse sin síntomas evidentes. En muchas ocasiones, las personas que la padecen no se dan cuenta hasta que el médico observa en los análisis de sangre que el nivel de ácido úrico supera los valores normales.
  • En la mayoría de ocasiones, el nivel de ácido úrico excesivo da pie a la formación de cristales en forma de aguja que se depositan en una articulación o varias de ellas, generando una inflamación.
  • De esta forma, uno de los síntomas más comunes del ácido úrico será el dolor en el dedo gordo del pie o la rodilla, así como en otras articulaciones. Esto puede derivar en lo que se conoce como un ataque de gota, puedes ver aquí cómo tratar la gota.
  • Otros de los síntomas que pueden evidenciar un exceso de ácido úrico en sangre son la fiebre, los escalofríos o la taquicardia.
  • Asimismo, en algunos casos, también se pueden dar dificultades al orinar o problemas renales, a causa de la formación de cálculos.

Personas más propensas a tener el ácido úrico alto son:

  • De sexo masculino
  • Con antecedentes familiares de gota
  • Con un consumo habitual de alcohol

Las personas con propensión a tener el ácido úrico alto, deben saber qué alimentos son buenos para bajar el ácido úrico.

Alimentos prohibidos:

Antes de conocer qué alimentos son buenos para bajar el ácido úrico, es importante saber que existen algunos alimentos prohibidos para las personas que tienen los niveles de ácido úrico altos.

  • Las carnes rojas
  • El embutido
  • El marisco
  • Los pescados azules
  • Las vísceras
  • Las bollería industrial
  • Las grasas animales contenidas en la nata y manteca
  • Las bebidas alcohólicas
  • Las bebidas con gas

Si sufres de ácido úrico de seguro ya lo sabrás: la dieta es fundamental para controlar esta condición y garantizar una mejoría.

Y es que los alimentos que ingerimos son responsables de la producción de un 30% de esta sustancia, por ello aquellos ingredientes ricos en purinas deben ingerirse con moderación con el fin de garantizar nuestro bienestar.

Mariscos que aumentan el ácido úrico

Los mariscos son alimentos ricos en purinas, motivo por el que deben moderarse en la dieta si se sufre de ácido úrico elevado.

  • Gambas
  • Langostinos
  • Camarones
  • Langosta
  • Cangrejos
  • Vieiras
  • Ostras
  • Almejas
  • Mejillones

Estos productos tanto frescos como enlatados o ahumados favorecen el incremento del ácido úrico en la sangre.

Carnes y pescados que aumentan el ácido úrico

Pero no solo los mariscos aumentan el ácido úrico, otras proteínas animales también pueden favorecer su incremento.

  • El hígado
  • Los riñones
  • El corazón
  • Las vísceras de animales como la ternera
  • Pollo o el cerdo, que deben eliminarse de la dieta pues son altas en purinas.
  • Las carnes rojas como la ternera, el buey o el cordero.
  • El pollo y el pavo deben consumirse con moderación.
  • Los pescados azules como la sardina, el atún o el salmón.

Del mismo modo el consumo de embutido graso como el chorizo, la salchicha, las butifarras entre otros, debe ser mínimo, sustituyéndolo por alternativas más ligeras como la pechuga de pavo o pollo.

Verduras y legumbres que aumentan el ácido úrico tales como las lentejas, los garbanzos o las alubias destacan por su contenido de purinas, por lo que debe limitarse su ingesta a tan solo una o dos veces por semana si cuentas con ácido úrico elevado.

Otras verduras que deben ingerirse con moderación son: espárragos, champiñones, coliflor, espinacas, rábanos y puerros.

Alimentos Recomendables:

  • frutas ( frutillas, manzanas, cítricos, arándanos)
  • Alcachofas
  • Cebollas
  • Apio
  • Calabaza
  • Zanahoria
  • Manzanas
  • * cereales
  • Oollo ( con moderación)
  • Pesacods ( brótola, merluza, lenguado)
  • Mucha agua