¡A celebrar el Día de la Milanesa!

¡A celebrar el Día de la Milanesa! Todo lo que necesitas saber sobre esta fecha dedicada al plato favorito de los argentinos

El 3 de mayo, los argentinos se unen para celebrar una fecha muy especial: el Día de la Milanesa. Este plato, con sus infinitas variantes y su capacidad para conquistar paladares, se ha ganado un lugar indiscutido en el corazón (y el estómago) de la cultura argentina.
¿Por qué el 3 de mayo? Si bien no existe una razón oficial, la fecha surgió de manera espontánea en las redes sociales hace algunos años. Rápidamente, la idea se popularizó y el 3 de mayo se convirtió en un día para rendir homenaje a este plato tan querido.

Un poco de historia: Si bien el origen exacto de la milanesa es incierto, se cree que deriva de la cotoletta alla milanese, una preparación italiana que llegó a Argentina con la ola de inmigrantes europeos a finales del siglo XIX. Con el tiempo, la milanesa se adaptó al paladar argentino y se convirtió en un clásico de la cocina local.

Variedad para todos los gustos: La milanesa es un plato versátil que admite infinidad de versiones.

Las más populares son:
De carne: La clásica, hecha con nalga, bola de lomo o cuadrada.
De pollo: Una opción más ligera y también muy popular.
Napolitana: Con salsa de tomate, jamón y queso.
A caballo: Con dos huevos fritos encima.
A la Suiza: Con salsa blanca, jamón y queso gratinado.
Rellenas: Con jamón y queso, espinaca y ricotta, o cualquier otro relleno que se te ocurra.
Acompañamientos infaltables: Ninguna milanesa está completa sin sus fieles compañeros:
Papas fritas: El clásico de clásicos.
Puré de papas: Una opción cremosa y reconfortante.
Ensalada: Para los que buscan una alternativa más ligera.

Tips para una milanesa perfecta:
Elegir un buen corte de carne: La calidad de la carne es fundamental para una milanesa tierna y sabrosa.
Aplanar la carne: Esto ayudará a que se cocine de manera uniforme.
Usar pan rallado fresco: Le dará una textura crujiente a la milanesa.
Freír en abundante aceite caliente: Esto asegurará que la milanesa quede dorada y crocante.

El Día de la Milanesa es una oportunidad para disfrutar de este plato tan versátil y delicioso. Ya sea en casa, en un restaurante o en una parrilla, no hay excusas para no celebrar esta fecha con una buena milanesa. ¡Buen provecho!