Tras un mes de investigación, la Policía de la Ciudad desbarató una organización narcocriminal que elaboraba, distribuía y comercializaba marihuana y LSD. Tenían un cultivo con casi 300 plantas en Ezeiza. Ocho detenidos.

Todo comenzó en abril, cuando personal de la Policía de la Ciudad detuvo a un dealer que se encontraba en la calle vendiendo flores de marihuana y drogas sintéticas, y en vistas del material secuestrado, la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas N° 26 a cargo del Dr. Arnaudo encomendó la investigación a la Dirección de Lucha Contra el Tráfico y Venta Ilegal de Drogas, a fin de escalar en los eslabones superiores de la cadena de comercialización.

Los trabajos, llevados a cabo por la División Precursores Químicos, revelaron rápidamente que el dealer detenido, quien en la actualidad se encuentra alojado en el complejo penitenciario de Ezeiza, era proveído por un hombre de 41 años apodado “El Alemán”, y mediante datos migratorios se comprobó que ambos registraban juntos varias salidas del país, probando que existía un vínculo.

En virtud de ello se realizaron varios seguimientos que permitieron establecer que el líder de la organización se reunía todos los lunes con varios distribuidores de su producto en un domicilio de la calle Ramón Falcón al 4700, barrio de Villa Luro.

Más tarde se comprobó que el líder de la banda tenía una granja indoor de gran magnitud en el partido bonaerense de Ezeiza, en donde cultivaba diversas variedades de marihuana modificadas genéticamente, logrando un producto de una calidad muy superior a la media del mercado ilegal. El lugar estaba celosamente protegido y contaba con iluminación por lámparas de sodio, riego, fertilizantes y clima controlado.

Una vez obtenidos todos los elementos que evidenciaron la existencia de una completa red de producción, distribución y comercialización de drogas, se solicitó a la fiscalía que dispusiera los allanamientos un día lunes, a fin de lograr la detención de “El Alemán” y la mayor cantidad de miembros de la organización cuando estuvieran reunidos.

Los procedimientos fueron llevados a cabo por la División Precursores Químicos, con la cooperación de personal de las divisiones Canes, Exteriores de Video, y los grupos especiales DOEM y DOU, todos pertenecientes a la Policía de la Ciudad.

En el domicilio de Villa Luro fueron detenidos “El Alemán” y siete dealers que se encontraban reunidos rindiendo cuentas, y se secuestraron 100 gramos de flores de marihuana, 250 gramos de marihuana compactada, 16.650 pesos, una carabina calibre .22 con 20 municiones, 10 celulares y una camioneta Jeep Renegade propiedad del capo narco.

El segundo allanamiento tuvo lugar en el cultivo indoor de Ezeiza y allí fueron halladas 276 plantas de marihuana de cepas modificadas genéticamente, conocidas como “crispy”, “amnesia” y “choco”; en tanto que se incautaron 5,4 kilos de flores y 4,4 kilos de marihuana prensada; 15 frascos de aceite de cannabis, y 950 troqueles de LSD cuyo valor asciende a 196.000 pesos.
Además se secuestraron 11 plafones de iluminación con lámparas de sodio, 87 botellas de fertilizante y solventes orgánicos, envases varios con semillas de marihuana, una balanza de precisión, bolsas ziploc, dos computadoras, un decodificador con grabaciones de las cámaras de seguridad del predio, 21.800 pesos, 200 dólares, 332 reales, y 42.000 pesos chilenos.